martes, 6 de septiembre de 2011

El camino de los Heroes...

El frió a vuelto a estas tierras. El valle se despierta apenas cálido, somnoliento, con los parpados caídos pero con la satisfacción de haber terminado un ciclo y estar listo para comenzar el siguiente. Y yo me siento como el, aunque parezca extraño, como si hubiera recorrido el camino de los Heroes: Separación - Retiro - Entendimiento - Retorno.

No tenia ni idea, ni siquiera sabia que había sucedido, pero imagino que estas cosas tienen que pasar sin que uno se de cuenta. Cuando comencé esta viaje de auto descubrimiento siempre me preguntaba cual sera el camino correcto. Había mucho camino por delante, y en el encontre a muchos que perdieron su propio camino, a muchos que guiaban su propio camino por la fe, no buscando un lugar, sino buscando la paz que no encontraban en otros lugares y otros que se quedaban juntos buscando el cuidado en los brazos de otra persona. A otros en cambio, les vi abandonar el camino, solo para evitar el camino de la tentación. Al final descubrí, que solo aquellos que miran fijamente el camino que van a tomar son los que acaban sorprendidos por su destino, y eso fue lo que me ocurrió.

Había días en los que encontraba algo nuevo, algo que tenia encubierto, escondido, algo que no sabia que estaba allí, algo que me sorprendía, y era entonces cuando las preguntas surgían de nuevo ¿que clase de persona soy? ¿bueno? ¿malo? y así, mientras mi búsqueda interior continuaba buscaba respuestas en cualquier lugar, en la naturaleza, en Dios, en esas pequeñas tragedias de la vida que quizás nunca conseguiría entender.

Hice nuevos amigos. Algunos se quedaron por el camino, y no pude evitar preguntarme que fue lo que fallo, que hizo que la alegría del principio se convirtiera en las dudas del final. Alguien me dijo una vez que no podemos caer bien a todo el mundo, que por un motivo u otro, nuestra forma de ser, de encarar las cosas o simplemente nuestra forma de ver la vida es lo que nos diferencia de los demás, y no siempre encajamos, pero que si realmente lo intentamos, podremos rodearnos de las personas adecuadas, porque lo difícil no es hacer amigos, sino mantenerlos.

He encontrado muchos cruces de caminos, he tomado muchas decisiones y he aprendido que no todo es tan complicado ni tan sencillo, que lo que buscaba estaba justo ahí, pero que tenia que dar este gran rodeo para darme cuenta de que lo que buscaba estaba dentro de mi. Lo importante es vivirlo todo, y eso fue lo que me llevo decididamente a donde estoy ahora, sin importarme las consecuencias, las amistades que haya podido herir o los pactos con el Diablo que haya tenido que hacer. Todos tenemos una fuerza interior que nos hace avanzar cuando las cosas se complican, una fuerza que nos vuelve protectores, y aunque a veces dudemos y las fuerzas nos flaqueen, siempre seremos capaces de levantarnos una vez mas.



Hay una cita del Profesor Joseph Cambell que lo resume perfectamente
 bien: A veces hay que renunciar a la vida que habias planeado 
para tener la vida que te espera...
aunque yo me quedo con una de Alfonsina Storni
de su poema "Capricho":  Escrutame los ojos, sorprendeme la boca... 



4 comentarios:

Mónica dijo...

Mas tarde te comento ahora voy a ver una meta...

Aloha dijo...

Hermanito....tú se tú...y quien te quiera de veras, se mantendrá a tu lado, porque te aceptará como seas sin esperar nada a cambio. Los amigos son esos que han de querer mantenerse al lado de cada uno.. igual que tú hacer por mantenerte al lado de quien quieres como amigo. :) Aunque sea un toque una vez al año, si es un amigo le encontrarás.

Todos somos héroes!

La toci también ha vuelto... y tiene mucho que decir jaja

Besazooosssss

Mónica dijo...

Esa fuerza interior es lo mas valioso, pero si somos débiles no la sabemos escuchar...
Capricho es precioso."espínate las manos y córtame esa rosa"

Mónica dijo...

En esas tierras hay un famoso café delicioso de tomar? qué mas que un café parece un ...